La Historia de la Sanación por Frecuencias

Acerca de la Sanación por Frecuencia

La mayoría de la gente le dirá que la sanación por frecuencia existe desde hace unos cien años. En la exposición de París de la década de 1880 había máquinas en el mercado, pero no eran muy precisas ni cómodas de usar. Fue después del brote de gripe de 1918 cuando ingenieros serios como Nikola Tesla y Raymond Rife se propusieron encontrar una solución de sanación por frecuencia.

Si esto le resulta chocante, es porque se supone que no debe saberlo.

¿Cómo y Por Qué se ha Suprimido la Sanación por Frecuencia?

A principios del siglo XX surgió otro nuevo producto respaldado por algunos de los industriales más ricos del planeta. Lo llamaron “medicina”. La inversión en el negocio farmacéutico provino de la misma gente en un intento de acaparar el mercado de la salud. Entre los fundadores de esta nueva institución destaca John D. Rockefeller.

Estas mismas personas también comenzaron a invertir en las universidades y en las instalaciones médicas que ya existían. Por supuesto, con las becas y los subsidios se engendró el “tipo correcto” de pensamiento. En ese pensamiento siempre fue fundamental el beneficio y la protección de los intereses financieros. Esa protección no tiene límites. Cualquiera que tenga pruebas científicas de la eficacia de los remedios naturales será silenciado.

Todo lo natural no puede ser patentado y esa es la única razón por la que los remedios naturales son tratados hasta hoy con desdén en la corriente principal.

La homeopatía utiliza el agua, y podría utilizar aceites esenciales, o elementos de la tierra, o muchas cosas diferentes. El agua registra las frecuencias que encuentra. Ese es uno de los milagros del agua. Toma cualquier frecuencia con facilidad. Para más información sobre esto, lea Dr. Masaru Emoto. Otro hombre que investigó sobre la homeopatía fue Jacques Ben Veniste. Era el jefe del servicio nacional de salud francés Inserm. Descubrió por casualidad que la homeopatía funcionaba realmente, y lo demostró en su laboratorio con su ayudante. Escribió un artículo en la revista Nature, como hacía a menudo, entonces su carrera fue destruida.

La política es sencilla: Hasta 1900, había dos sistemas médicos paralelos. Uno era un sistema de sanación real que utilizaba la herboristería y la homeopatía, y el otro era un sistema completamente nuevo llamado “medicina”, promovido por médicos que se negaban a tener nada que ver con los remedios naturales, insistiendo en que eran “anticientíficos”. Un hombre en particular se interesó mucho por ello. Su nombre era John D. Rockefeller. Para conocer el contexto histórico, se recomienda este vídeo.


Lo que hago se demostró como la mejor manera de tratar a la gente hasta 1934. Desde entonces, ha sido enterrado por el establecimiento médico. Raymond Rife era un ingeniero de San Diego, California, que trabajaba en Pasadena. Construyó un microscopio capaz de ver los virus, algo que la profesión médica quiere hacer creer que todavía es imposible. En 1920, descubrió que, debido a la forma en que estaban iluminados sus especímenes, los virus visibles tenían una flourescencia de color a su alrededor. Como había estudiado ingeniería, sabía que un color diferente significaba una frecuencia diferente.

Esto permitió identificar la frecuencia de los agentes patógenos y tratarlos aplicando una frecuencia. Aplicar aceites esenciales significa aplicar una frecuencia.

Elija la terapia con aceites esenciales como un remedio eficaz para prácticamente todas las dolencias (excepto esas pocas enfermedades verdaderamente genéticas).
Copyright © 2021, John Millward. Todos derechos reservados.  •  Javascript y cookies son requeridos.  •  Navegadores web no son todos mismos.  •  ??≈TL